Warning: mysql_real_escape_string() [function.mysql-real-escape-string]: Can't connect to local MySQL server through socket '/tmp/mysqld.sock' (2) in /homepages/30/d286937568/htdocs/adargoma/wp-content/plugins/statpress/statpress.php on line 1191

Warning: mysql_real_escape_string() [function.mysql-real-escape-string]: A link to the server could not be established in /homepages/30/d286937568/htdocs/adargoma/wp-content/plugins/statpress/statpress.php on line 1191

Warning: mysql_real_escape_string() [function.mysql-real-escape-string]: Can't connect to local MySQL server through socket '/tmp/mysqld.sock' (2) in /homepages/30/d286937568/htdocs/adargoma/wp-content/plugins/statpress/statpress.php on line 1194

Warning: mysql_real_escape_string() [function.mysql-real-escape-string]: A link to the server could not be established in /homepages/30/d286937568/htdocs/adargoma/wp-content/plugins/statpress/statpress.php on line 1194

Warning: mysql_real_escape_string() [function.mysql-real-escape-string]: Can't connect to local MySQL server through socket '/tmp/mysqld.sock' (2) in /homepages/30/d286937568/htdocs/adargoma/wp-content/plugins/statpress/statpress.php on line 1197

Warning: mysql_real_escape_string() [function.mysql-real-escape-string]: A link to the server could not be established in /homepages/30/d286937568/htdocs/adargoma/wp-content/plugins/statpress/statpress.php on line 1197
El C.L. Adargoma y la lucha en Gran Canaria » C.L. Adargoma

»

El C.L. Adargoma y la lucha en Gran Canaria

 

El C.L. Adargoma y la lucha en Gran Canaria

.

La historia de la lucha canaria en Gran Canaria entre 1926 y 1959 ha sido, sin duda, la etapa histórica más importante y gloriosa de nuestro tradicional deporte, al haberse dado cita en ella los luchadores que más fama y prestigio le dieron a la lucha canaria.

El protagonista de dicha etapa histórica de nuestro vernáculo deporte ha sido el Club de Luchas Adargoma. Nacido en el seno de San José, un barrio de origen obrero y campesino, en un tiempo político de opresión de las libertades y derechos ciudadanos, el Adargoma fue la cuna, y al mismo tiempo, la escuela de la lucha canaria en la isla de Gran Canaria durante todo ese periodo. Hizo posible la creación paulatina del resto de equipos del norte y sur de Gran Canaria, así como la fuente nutricia y el acicate que mantuvo vivo el auge y la afición por la lucha canaria, por encima de incomprensiones y desidias federativas, demostrando que aquella nace y se hace en los veneros del pueblo, como diría el poeta Miguel Hernández, que le dan el impulso necesario para que permanezca siempre y supere las crisis cíclicas que vivió y vivirá, haciendo realidad lo que dijo el poeta Manuel Verdugo: “Viril deporte, cesarán tus días cuando ya no se canten las folías y Echeide no señale el firmamento”.

En cierto modo, el Adargoma proyectó su labor en toda la región canaria, y contribuyó también al fomento de la lucha no sólo en Gran Canaria, sino en Lanzarote y Fuerteventura, e incluso en Tenerife, pues luchadores formados en sus filas como Cándido Matoso y el Pollo de Máguez protagonizaron en el Tinguaro primero, y en el Santa Cruz Club de Luchas en la década de los sesenta, las épocas más gloriosas de la lucha canaria en Tenerife. Luchadores tinerfeños legendarios como Leoncio de la Rosa Carampin o Francisco Marrero Camurria debieron su fama a sus confrontaciones con el Faro de Maspalomas o con El Palmero, que tuvieron su mejor momento cuando militaban en el Adargoma, que nutrió de luchadores no sólo a los equipos de Gran Canaria, sino a los más importantes del resto de las islas.

Las etapas de mayor auge de la lucha canaria en las islas mayores han venido determinadas por la rivalidad de los equipos capitalinos con los de los pueblos del interior de las islas, hecho que debería tenerse en cuenta en el futuro para fomentar que los luchadores, al igual que los del Adargoma, defiendan los colores del equipo de su pueblo natal o de su barrio, para que la lucha canaria recobre los valores tradicionales que le son propios y que ahora el profesionalismo amenaza con destruir.

El artífice de la ingente obra histórica del Adargoma a favor de la lucha canaria fue Juanito Múgica, seguramente el más grande valedor de nuestro deporte que ha conocido Canarias. Concebía la lucha canaria como una ciencia pura. Él era el artesano que debía moldear y esculpir una escultura, el que descubría las cualidades y el temple de sus luchadores. Pero un buen equipo de luchas no sólo requiere una buena preparación física y técnica, sino la creación de un espíritu de compañerismo, lealtad, fidelidad, honradez y nobleza, acorde con los valores indelebles de la lucha canaria que Juanito supo enseñar y fomentar con suninigualable y desinteresado ejemplo.

En la escuela del Adargoma se forjaron una serie interminable de excelentes luchadores, la famosa “fila india del Adargoma”, que figuran por méritos propios en los Anales de la Lucha Canaria, y que contribuyeron con su arte y nobleza a la grandeza y belleza de nuestro milenario deporte, transmitiendo a las nuevas generaciones de luchadores el más valioso legado de nuestros antepasados aborígenes. El Adargoma ha marcado profundamente el desarrollo y auge de la lucha canaria en Gran Canaria y, posiblemente, en el resto de las islas, hecho del cual hay que partir para enriquecer este patrimonio histórico-cultural y artístico del pueblo canario.

La famosa ‘Fila India’ del Adargoma entre los años 1958-1960, con el lanzaroteño Andrés Luzardo ‘Pollo de Máguez’, Manolín, Florencio Méndez ‘Pollo de la Plaza’, Curbelo I y II, Hermenegildo Ramírez ‘Brazo de Hierro’, Paco Venero ‘Pollo de Sardina’, Juan González ‘el Estilista’, Manuel Collado, Bartolo Correa “Pollo de San José”, Miguel Suárez “Lito”, Juan Sánchez “Pollo de La Primavera” y el majorero Federico Ramos ‘Pollo de Pájara’, y con Juanito Mujica ‘el Caballero de la lucha canaria’ como mandador.

Un relato de Eligio Hernández Gutiérrez, abogado, ex fiscal general del Estado y antiguo luchador.

 


Artículo difundido bajo la protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que señala: “Toda persona tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestada a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”. Asamblea General de la ONU del 10.12.1948.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>