«

»

Reflexión de la “Tercera Categoría”

Reflexión de la “Tercera Categoría”

 

Quiero hace una aclaratoria sobre los comentarios oídos y que no todos se ajustan a la realidad, lo que conlleva a contradicciones, y es referente a los fichajes de luchadores en la “Tercera Categoría de Lucha Canaria”.

Aquel luchador que en su vida deportiva haya ostentado la clasificación mínima de “Destacado (A)” durante dos temporadas no podrá luchar en -Tercera Categoría-, acuerdo de la Junta de Gobierno de la Federación de Lucha Canaria. Tengo que decir que me parece bien esta medida pues como dice el refrán “sabe más el diablo por viejo que por diablo”.

Este acuerdo me hace que escriba este artículo en -pro- de la Lucha Canaria en Tercera Categoría, bajo mi modesto entender creo que es una postura digna pero no todo lo completa que podía ser,  siempre he estado por que la Tercera Categoría sea una categoría de promoción, lo que serviría para la maduración del luchador como luchador para subir peldaños (categorías superiores), es más, la limitaría hasta una edad máxima, con la única excepción de aquel luchador que toda su vida deportiva haya estado sujeto al mismo club. Conocido es por todos que en los primeros años de senior muchos abandonan la práctica de la Lucha Canaria al no ser unos portentos físicos y se pierden en esa transición, por eso -lo de la excepción de la edad- que de haber pertenecido siempre al mismo club seguro que estarían luchando muchos de los que han abandonado.

Se ganaría en espectáculo pues la sangre joven pide combate y al mismo tiempo está fijando  su posición para las categorías superiores, -lo digo como lo siento- la Tercera Categoría no puede ser el “cementerio de elefantes sagrados” (sírvase como metáfora) con todo mi respeto a todo luchador veterano que me conoce y sabe que no insulto a nadie, pero en todo deporte se sabe cuándo se debe colgar la ropa y dejar paso a la savia nueva; en todos los deportes del mundo cuando se ha llegado alo más alto posible y comienza el declive siempre el deportista toma la -fatal decisión de retirarse-.

Ciertamente en conversaciones con algunos luchadores veteranos en activo, reconocemos que muchos están luchando por que -no hay gente nueva- para formar el plantel necesario y que ese Club de Lucha Canaria pueda participar en sus correspondientes competiciones; ésta es otra asignatura pendiente, hay que trabajar la base con vista a ello, si no, no donde está el  futuro; con esto no quiero decir que tienen que retirarse, allá cada cual su conciencia. También hay otras formas de seguir activo en este deporte, ejemplos: monitores, directivos, árbitros, etc., por cierto en esta última donde más van a parar, si se quiere se puede. Siempre me pregunto y al mismo tiempo pregunto:

 

¿Por qué la mayoría de los luchadores desaparecen cuando dejan la práctica activa?

¿Tan “quemaos” salen?, que solo se les ve muy de tarde en tarde en alguna luchada.

 

Artículo: Javier González Moreno – (Julio – 2015)

 


Artículo difundido bajo la protección del Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos, que señala: “Toda persona tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestada a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”. Asamblea General de la ONU del 10.12.1948.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>